Valladolid, 26 de abril de 2017.- El equipo español de espada masculina compuesto por, Manuel Bargues, Álvaro Ibáñez -ambos de la sala de Esgrima de Burgos-, Yulen Pereira y Guillermo Sánchez, ha acabado la temporada proclamándose campeón de Europa sub-23 de esgrima en Minsk (Bielorrusia).

Para subirse al podio, los espadistas tuvieron que enfrentarse en primer lugar al equipo rumano al que ganaban holgadamente por 45/33 y al conjunto de República Checa, uno de los rivales más complicados para los españoles. En semifinales se medían las fuerzas con Polonia resultando un contundente 45/34 para llegar a la final contra el equipo italiano, uno de los grandes favoritos, y que nada pudieron hacer contra nuestros tiradores que perfectamente coordinados consiguieron la victoria con un 45/38. El equipo español lograba así vencer holgadamente a una de las grandes potencias de la esgrima europea y mundial, como es Italia.

El conjunto de espada masculina se reunía después de años y era una de las bazas más potentes que jugaba España en este campeonato de Europa sub-23. Este equipo presume de ser el más medallista de la historia de la esgrima española en categorías inferiores. Ostenta de numerosos títulos tanto europeos como mundiales júnior. La última vez que compartieron equipo Bargues, Ibáñez, Pereira y Sánchez conseguían el subcampeonato del mundo para menores de 20 años en Plovdiv (Bulgaria) en 2014.

En la competición individual de espada masculina, el mejor español fue Manuel Bargues (9º) acompañado por Yulen Pereira (14º) en el tablón de octavos de final. Álvaro Ibáñez (19º) y Guillermo Sánchez (59º).

 

 

 

Artículos Relacionados

Share This