El objetivo más importante que una administración pública debe tener en materia deportiva es, sin duda, la promoción de la salud y de los hábitos de vida saludable. Del mismo modo, el deporte puede impulsar algunos valores de enorme importancia: respeto a la diversidad, cooperación, socialización frente al individualismo, esfuerzo, superación o trabajo en equipo. Por tanto, es una responsabilidad pública, la generación de las herramientas necesarias para promover el derecho fundamental  de toda la ciudadanía a la actividad físico-deportiva como medio para su bienestar integral.

El deporte, además, se ha ido convirtiendo en un auténtico fenómeno que puede influir decisivamente en el desarrollo económico y social de una ciudad. Valladolid se está convirtiendo en una referencia en toda España a la hora de albergar y organizar eventos deportivos con carácter nacional e internacional. La organización de este tipo de eventos tiene un efecto inmediato en la promoción de la práctica deportiva de los vallisoletanos, ofrece la imagen de una ciudad viva, dinámica, acogedora y amable  y aporta importantísimas posibilidades de desarrollo económico

Un buen porcentaje de los eventos deportivos que celebramos en nuestra ciudad están protagonizados por deportistas populares y aficionados. En muchas ocasiones se trata de campeonatos de niños y niñas, adolescentes y jóvenes (que vienen acompañados de sus familiares) Aunque todo este esfuerzo no reportara un solo céntimo para la ciudad, la apuesta merecería la pena. Pero el incremento de la relevancia económica que el deporte está tomado en Valladolid es enorme. Hemos aumentado la aportación municipal a la celebración de eventos deportivos populares y estamos participando de manera más activa en la organización de los mismos.

Algunos datos, ya reflejan la mejoría: Casi un 50% de incremento en pernoctaciones. Más de un 30% de aumento en restauraciones. Más del 40% de incremento en retorno económico global para la ciudad. Una inversión rentable en lo social y en lo económico, sin duda. Así lo reflejó, recientemente, con sus palabras, Francisco de Frutos, presidente de la Asociación de Empresarios de Alojamientos Turísticos: “El deporte, en Valladolid, está  significando la multiplicación de la actividad económica, diversificada en multitud de sectores: bares, restaurantes, comercio, taxis, productores y distribuidores de alimentación, empresas de seguridad, ambulancias, lavanderías, hoteles…Por tanto, se dinamiza la actividad económica y se crea empleo”

En definitiva, la apuesta por el deporte que se hace desde el Ayuntamiento, se está revelando como una auténtica oportunidad para la ciudad. Es una oportunidad que no dejaremos escapar, recordando, en todo caso, que mientras haya un solo niño o niña que, queriendo hacerlo, no pueda practicar deporte, no deberemos descansar hasta conseguir que tenga ese derecho.

                                                                                  Alberto Bustos García

                                               Concejal de Participación Ciudadana, Deportes y Juventud

Artículos Relacionados

Share This