Valladolid 2 de febrero de 2018.- La castellana, Malú de Villadiezma y la andaluza Milana de Pachichi, se jugarán la manteleta en el mejor corredero de España, el coto abulense de Madrigal de las Altas Torres. La temporada galguera llega a su fin y como en el mejor de los espectáculos, la guinda siempre se deja para el final. Todo galguero selecciona, cría, alimenta, prepara y convive con este precioso cánido, con la ilusión y el sueño de poder algún día ser Campeón de España. En la presente temporada 447 galgos de toda la geografía española iniciaron ese sueño, pero solo uno de ellos, junto a todo el equipo que la acompaña, la mima y la apoya, podrá ver su sueño hecho realidad.

Solo Milana o Malú, se enfundarán la corbata nacional que la acreditará como el mejor lebrel de España y junto a su triunfo se revindicará una afición y un deporte que cada vez tiene más adeptos.Las aficiones de Milana y de Malú venidas desde Andalucía y desde las distintas provincias de Castilla y León, pondrán la nota de color con sus pancartas y mensajes de ánimo a las participantes.

El  sábado día 3 de febrero, la afición galguera volverá a demostrar una vez más que no existen obstáculos con tal de disfrutar de unas bonitas carreras. Ni el frío, ni la espera, ni la incertidumbre por el resultado, harán fallar a los galgueros, que una vez más, volverán a la catedral de las liebres para ver espectáculo del bueno. Miles de aficionados rebosarán los cerros para avistar las carreras, seguir la evolución de sus galgos favoritos y observar el lance provocado por la liebre y los galgos en su persecución.

Las dos perras, la castellana, Malú de Villadiezma y la andaluza Milana de Pachichi, se presentan en la final con todas sus credenciales para poder ser acreedoras de la Manteleta nacional y la ansiada Copa de S.M. El Rey. Las dos están invictas en la presente temporada, no habiendo cedido ni un solo punto ni en la fase regional, ni por supuesto, en la fase final del campeonato de España, por tanto la competición se promete muy igualada.

La final entre una andaluza y una Castellano Leonesa que vamos a disfrutar el sábado, tiene un antecedente muy cercano, cuando en el año 2015 Lagartija y Manos Blancas se veían las caras en el mismo corredero.

Castilla y León ha organizado 11 de los últimos 20 campeonatos, distribuidos entre Madrigal de las Altas Torres (2005, 2012, 2015 y 2018) Medina del Campo (2013, 2003 y 2001), Nava del rey (2016 y 2000), Cantalapiedra (2008) y  Ataquines (1999), Castilla la Mancha con 4 distribuidos en Barcience (2010, 2004 y 2002) y Torrijos (2011), Andalucía con 3 que tuvieron lugar en Écija 2006, El Viso 2014 y el pasado año en Osuna 2017 y por último Extremadura con dos, realizados en Quintana de la Serena 2007 y Azuaga en 2009.

Tres galgas castellano Leonesas, una Andaluza y una Castellano Manchega se han alzado con la corbata nacional, en los ultimos años, por lo que podemos decir que es un corredero que se les da bien a las galgas locales, teniendo además dos subcampeonatos de cinco posibles.

Uno de los campeonatos más duros.- A lo largo de este cameponato se han corrido 32 liebres, de las cuales 29 han sido válidas (90,6%) y 3 nulas (9,4%). El sumatorio total de esas 32 carreras ha sido de 55 minutos y 6 segundos dejándonos una media por carrera de 1 minuto y 43 segundos hasta el momento. Estos datos nos llevan hasta el momento a pensar que estamos ante el cuarto campeonato más duro de los últimos veinte años, solo por detrás de los celebrados en Ataquines (el más duro hasta el momento superando la media ampliamente los dos minutos por carrera) y los celebrados también en Madrigal en los años 1996 donde no hubo más que una liebre nula, corriéndose el nacional con tan solo 31 liebres y el de 2005, donde la media de las carreras llegó hasta el 1:55

Share This