12 de junio de 2018.- El Campeonato de Europa 2018 de Esprint y Paracanoe, celebrado en Belgrado con la participación de 40 países, ha consagrado al piragüismo español como una potencia acaparando siete medallas en la cita continental, con tres preseas de oro, entre ellas la del zamorano Carlos Garrote en 200 metros.

Las medallas de oro se consiguieron a lo largo del campeonato en K4 500 (Craviotto, Toro, Cooper y Germade), K1 200 (Garrote) y K2 200 (Craviotto-Toro), una de plata en K2 500 (Cooper-Germade), y tres de bronce en la distancia de 1000 en K2 (Cubelos-Peña), C2 (Vallejo-Sieiro) y K4 (Hernanz, Roza, Gorrotxategi y Millán).

El segundo oro para España llegó con la racial carrera del zamorano Carlos Garrote en K1 200 en la que el palista que dirige Luis Brasero se ha coronado campeón de Europa, una actuación que sella el espléndido nivel mostrado a lo largo de la temporada. A la meta llegó tan agotado que se cayó al agua por un desequilibrio nada más rebasar la línea.

Garrote: “Ha sido una carrera muy dura. Al principio me escape un poquito de los de al lado y si que es verdad que me han ayudado en los metros finales porque veía al ruso como me estaba recortando y en las tres últimas paladas lo he dado todo, quería que no me pasara, no sabía los que tenía al otro lado.  He llegado a meta sin fuerzas para aguantarme. Ha sido espectacular,  una carrera brillante y no me lo creo aún que soy campeón de Europa. Mas contento no puedo estar. Hemos trabajado muy duro, toda la pretemporada ha sido difícil, con pruebas en k4, luego resetear la cabeza para preparar el k1 y todo ha sido un agobio continuo en estos 3 últimos meses. Venía convencido de que algo dentro tenía y por suerte ha salido en el momento exacto y estoy muy contento”.

 

Artículos Relacionados

Share This