30 de julio de 2019.- Ha pasado un año desde mi toma de posesión como Presidenta de la Federación de Patinaje de Castilla y León y un año da para mucho, lamentablemente no para todo lo que me hubiera gustado. Mi proyecto de lo que debería ser la Federación sigue firme y estoy convencida que pondrá a la Federación donde le corresponde, entre las grandes de Castilla y León y en una de las más potentes de patinaje a nivel nacional. Por suerte o por desgracia, he aprendido este año, que las cosas no se  cambian en dos días y, sobre todo, que sólo tenemos dos manos. Tras esta reflexión personal, paso a hablar en plural porque la Federación no es una persona, hay mucho trabajo detrás y somos muchos los que intentamos sumar.

La situación que nos encontramos hace un año de la Federación, no era la mejor (en parte ya lo sabíamos pero sinceramente no esperábamos tantos problemas) y durante este año hemos tenido que dedicar mucho tiempo a reestructurar, solucionar problemas heredados, etc. y todo esto nos ha supuesto un esfuerzo extra donde externamente se veían pocos resultados, pero que era necesario hacer. Hemos encontrado muchos «problemas» pero creemos que éste, no es momento ni lugar para hablar de ellos, lo que sí queremos señalar es la principal sensación  que hemos percibido en Comités, clubes…. y era el hecho de que cada uno se ha gestionado como ha podido para sobrevivir, sacando adelante sus modalidades y es de agradecer porque han hecho durante años, un esfuerzo inmenso. Ese esfuerzo ha chocado a lo largo de este año con lo que pretendíamos desde la Federación. La frase «se lleva haciendo así toda la vida» que nos hemos encontrado en más de una ocasión, LA ENTENDEMOS porque no había una Federación que respaldara nada, pero poco a poco, queremos conseguir que las cosas, se hagan desde hace 2 días o de 40 años, estén bien hechas.

Tenemos una Federación compleja, con 11 modalidades totalmente diferentes y además, la distribución territorial de Castilla y León ayuda poco en la organización de competiciones… pero poco a poco, y con la ayuda de clubes, deportistas, jueces y árbitros, familias… iremos encontrando esa «fórmula» que hará que cada modalidad brille, porque TODAS son espectaculares y merecen un sitio en el deporte de nuestra comunidad autónoma.

Tenemos un proyecto que creemos brillante, pero también muy ambicioso y los plazos no son tan cortos como esperábamos, por lo que os pedimos un poco de paciencia… será largo, pero no nos vamos a desviar de nuestro camino.

En este año, queremos agradecer sobre todo a los clubes esa buena actitud que ya han demostrado y esperamos nos acompañen en este viaje, nosotros os vamos a exigir, mucho… hacer las cosas bien cuesta tiempo, mucho papeleo y cada club y las personas que lo integran tienen sus propias circunstancias, pero vamos a estar aquí para todo lo que necesitéis y vamos a ayudaros, igual que a deportistas, técnicos, jueces y árbitros, a todos los que formamos la Federación.

Queremos aprovechar la ocasión para agradecer a Carmelo Paniagua y a la Real Federación Española de Patinaje todo el apoyo, la confianza y la ayuda que nos han mostrado tanto a la Federación como a mí personalmente. La  respuesta de todas las Federaciones Autonómicas de Patinaje con las que hemos tenido contacto en este año también ha sido excepcional, aunque queremos dedicar un agradecimiento especial a la Federación Madrileña dePatinaje que tanto nos ha ayudado, gracias Jesús Cordero y Paz Granados.

También nuestro agradecimiento va para el resto de federaciones autonómicas de Castilla y León, gracias por vuestro apoyo y la atención desinteresada a todas nuestras consultas y especialmente a AFEDECYL por la acogida y la confianza.

Artículos Relacionados

Share This