15 de octubre de 2019.- Dora Kiskapusi ganó el primer torneo de Ranking Nacional absoluto celebrado en Valladolid, en su casa y ante su público.  Kiskapusi se sobrepuso a la fiebre, con la que afrontó el torneo debido a un virus, e hizo un torneo de menos a más tirando de pundonor y demostrando que sigue siendo la top nacional y candidata a representar a España en Tokio 2020.

En Valladolid arrancaba la nueva temporada de Espada Femenina de la temporada, por lo que no había referencia, pero tanto Dora Kiskapusi como María Mateos, querían darlo todo en este primer torneo para sentar las bases de cara a la nueva temporada aprovechando el factor casa.

Dora Kiskapusi, partía como nº 2 del Ranking de la temporada 2018-2019, campeona de Castilla y León y top nacional y llegaba al torneo con la intención de hacer el mejor campeonato posible y demostrar porque está luchando para representar la espada femenina española en las Olimpiadas de Tokio. Por su parte, María Mateos, aunque mucho más joven que su compañera, ha demostrado tener una gran capacidad de competición, formando parte del equipo nacional y estando a la cabeza de las espadistas de su generación y pretendía escalar posiciones.

Pese a que Dora compitió con algo de fiebre debido a un virus que tuvo los días anteriores a la competición, fue de menos a más con dos 2 derrotas y con 4 victorias, comenzó la fase poule de grupos en la posición 22. En la fase de eliminación directa Kiskapusi no falló imponiéndose a su primer rival Sofía Bueno por un contundente 15 a 9. El siguiente asalto contra Dana Raposo fue más igualado llegando a un 14-14 que finalmente se llevó Dora lo que la colocaba entre las 16 mejores del torneo. Aquí Dora impuso su veteranía ganado a Valeria Zajarova del Olimpo por 15-5.

Cuando estaba en su momento más alto se cruzó con su compañera María Mateos, que también peleaba por el podio. Nada pudo hacer María con una Dora que estaba enchufada y que se impuso por un 15-7, que dejaba a María Mateos en la 5 posición a las puertas de las semifinales, que enfrentaron a Dora Kiskapusi y la cubana del club Coruña, Dyamelys González y a Alejandra Cisneros del Madrid contra Samanta Pérez, del club madrileño Las Rozas.

Alejandra Cisneros se impuso a Samanta por 15 a 11 convirtiéndose en la primera finalista, mientras que Dora Kiskapusi hacía lo propio al vencer por un 15-7, aunque aquejándose de un calambre muscular por lo que tuvo que ser atendida antes de afrontar la final.

La final como se esperaba fue muy reñida y ninguna de las dos tiradoras quería ceder neutralizando ambas las ventajas de la otra hasta llegar a un 10-10 en el tercer tiempo. Finalmente y tras cinco tocados dobles que mantenían la igualdad en el minuto de prórroga, Dora consiguió acertar un tocado consiguiendo un oro muy buscado y luchado.

Los aficionados disfrutaron con este combate y se fueron con un gran sabor de boca al presenciar una lección de esgrima de dos auténticas  maestras que sin duda volverán a verse las caras a lo largo de la temporada que acaba de empezar.

Fuente: Club Valladolid de Esgrima.

Share This