14 de julio de 2020. El viento impidió mejores registros en la vuelta del atletismo de Castilla y León a la competición tras el parón por el estado de alarma. Las pistas del  CEAR Río Esgueva acogieron esta primera competición postcovid y había ganas de competir y volver a las pistas, pero también de calibrar la organización y puesta en funcionamiento con los nuevos protocolos de actuación.

Todo estaba previsto al milímetro, en la primera competición atlética que se realizaba en España con programa completo, pero también con un exhaustivo protocolo para evitar la propagación del coronavirus, que incluía hasta una desinfección de los tacos de salida tras cada serie, y hubo muchas.

La Federación de Castilla y León de Atletismo ha destacado el excelente comportamiento de las casi 300 personas que participaron en el I Control Autonómico, entre atletas, entrenadores, jueces y personal de organización y médico. También han asistido representantes de Toro y de Ávila, que serán las siguientes sedes de los controles autonómicos y que a buen seguro han tomado buena nota de este primer control para ponerlo en practica en sus respectivas sedes.

Satisfacción por tanto entre los organizadores por la vuelta a la competición con un único ‘pero’, el del viento en contra en la recta de llegadas que malogró las marcas. Pese a ello, en 100 destacaron los vallisoletanos Sergio Juárez, con 10.79 y Wilvely Santana, con 12.54, en los 100.

Hubo otras dos victorias locales, con los atletas del CAV, Marivi Álvarez, en martillo, y una marca de 48,56; y Miguel Sánchez, en longitud, con 6,58.

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Share This