20 de junio de 2021.- Un total de nueve medallas ha sido el agridulce balance de Castilla y León en el Campeonato de España absoluto celebrado en Getafe. Es una buena cifra, pero la baja de Jesús Gómez y el abandono de Daniel Arce mermaron el medallero de nuestra Comunidad, a lo que hay que unir los cuartos puestos de Diego Casas, Álvaro de Arriba, Lorena Martín, Águeda Muñoz y Eva Santidrián, que se postulaban, con fundamento, para las medallas.

En los 800 metros, el leonés Saul Ordoñez luchó hasta el último metro por el oro y el puesto asegurado en Tokio, al final era plata, con 1.47.14, mientras en los 1.500, tanto la soriana Marta Pérez, con 4.23.90 como el salmantino Mario García, con 3.46.78, se hacían con una gran medalla de bronce.

Doble alegría con la arandina Celia Antón, su vuelta al alto nivel tras años de lucha contra lesiones y por el bronce en los 5000, con 16.58.57.

Que Castilla y León es una potencia en el medio fondo es bien sabido, pero lo sucedido en la final de los 1500 de mujeres lo ratifica, cinco atletas de la Comunidad entre las ocho primeras, con una mezcla de veteranía, como Marta Pérez, y de juventud, con Águeda Muñoz, Marta García, Idaira Prieto y Cristina Ruiz.

 ÓSCAR HUSILLOS LOGRA LA MEJOR MARCA ESPAÑOLA DE 2021 CON 45.37

Golpe de autoridad lo que ha hecho el palentino Óscar Husillos en el Campeonato de España absoluto que se está disputando en Getafe. Estaba en juego el título, pero también confirmar su presencia en Tokio, tanto a nivel individual como en el relevo, al menos, en el 4×400 mixto…y el bravo pupilo de Luis Ángel Caballero hizo triplete, al que se puede unir todavía un cuarto logro, si el martes el relevo español de 4×400 logra pasaporte para Tokio 2020.

Ganó los 400 con 45.27, mejor marca española del año, no dejando lugar a dudas, en cabeza desde el primer metro, por delante del catalán Bernat Erta, 45.69 y del granadino Javier Sánchez, sorprendente tercero, con 45.96.

EL SORIANO DE ADOPCIÓN, SEBAS MARTOS, ORO EN LOS 3.000 OBSTÁCULOS Y BRONCES PARA ANDREA JIMENEZ Y MARIO ARANCÓN

Nunca mejor dicho lo de la cara y la cruz, esta vez se juntaron en la misma prueba, los .3.000 metros obstáculos, la cruz, para el favorito, el burgalés Daniel Arce, que se vio sorprendido por el pésimo estado de la pista, casi cristalizada, muy apta para velocidad, pero no para los obstaculistas, y, menos aún, sin avisar a los atletas, lo que motivó varios abandonos, y la cara, el espléndido oro de un renacido Sebas Martos, radicado ahora en Soria bajo las órdenes de Enrique Pascual, que se impuso con autoridad, con un tiempo de 8.31.79, y que, tras llegar a meta, se emocionó al recordar los malos tragos pasados.

Esta vez no estaba entre las favoritas, pero la abulense Andrea Jiménez se colgó el bronce en un 400 de fábula, con 53.10, su mejor marca de siempre con lo que se postula firmemente para viajar a Tokio en el 4×400 mixto.

Otra trabajada medalla la obtuvo Mario Arancón, el soriano del Numantino, en el decatlón, cual hormiguita fue sumando opciones en cada una de las diez pruebas, y se colgó el bronce, con 7.347 puntos, su mejor marca de esta temporada.

QUINTA DE ESPAÑA

A pesar de conseguir un total de nueve medallas y un quinto puesto por puntos en el campeonato de España absoluto, este campeonato nos deja un sabor agridulce ya que se aspiraba a más, muestra de ello es la cantidad de finalistas que se quedaron a las puertas de subir al podio.

Hasta seis atletas de Castilla y León terminaron en cuarta posición rozando la medalla, como los salamantinos especialistas de las dos vueltas a la pista, Álvaro de Arriba con 1:47.44 y Lorena Martín con 2:05.89, que se quedaron a centésimas de lograr un nuevo podio, al igual que otra mediofondista, la segoviana Águeda Muñoz en el 1.500 a menos de un segundo del bronce con un tiempo de 4:26.14.

El vallisoletano Diego Casas con un mejor lanzamiento de 57.54, se quedaba a pocos centímetros en disco de repetir podio como ya hizo la semana pasada en el Nacional sub 23, al igual que otra campeona de España sub 23, la burgalesa Eva Santidrián en los 200 metros lisos, que de nuevo se tenía que conformar con el cuarto puesto y otra buena marca de 23.73. El último cuarto puesto conseguido por los nuestros llegó en el relevo 4×400 con las mujeres del Universidad de León, que no pudieron repetir la hazaña del año pasado y esta vez fueron cuartas mejorando su marca hasta los 3:43.91, realizada por las atletas Clara Llamazares, Lucía Juan, Alicia Recio, y Ángela García.

Quintos puestos para otros cinco atletas de nuestra Comunidad, empezando por la velocidad, Wilvely Santana de las Celtíberas mejoraba su marca de 100 lisos hasta los 11.52 en la semifinal, batiendo el récord de Castilla y León, y realizaba una marca de 11.60 en la final. Otra atleta que lograba la quinta posición y se quedaba cerca de su mejor marca en jabalina, era Lidia Marcos del Universidad de León con 45.63 metros.

Otros tres fondistas también consiguieron la quinta posición, Roberto Alaiz que este año ha vuelto a la alta competición en sus 3000 metros obstáculos realizando una marca de 8:44.82, Marta García en el 1500 con una 4:27.69 en la final, y David Bascuñana en el 5000 con 14:15.92.

Sextos fueron Lucía Carrillo del Image FDR en los 200 metros, Raquel Álvarez de Las Celtíberas en altura, Sergio Juárez en los 100 metros lisos, e Idaira Prieto en el 1500.

Alejandro Vielva en disco, Ignacio Sarmiento en los 400 vallas y Alberto Guerrero en los 800 metros lograron la séptima posición, y octavos fueron Daniel Amez en longitud y Luis Manuel Ramirez en peso, ambos del Atletismo Numantino, Cristina Ruiz en el 1500, Carla Gallardo en el 5000, Inés Venero en disco, y el cuarteto del Universidad de León en el 4×100 y una marca de 47.25, con las atletas Raquel Bertolo, Ana Marbán, Lucía Cantón, y María Cisneros.

RESULTADOS COMPLETOS

Fuente: Federación de Atletismo de Castilla y León

Artículos Relacionados

Share This