1 de julio de 2022.- «Estamos ante la situación más grave en materia de subvenciones en la historia de las Federaciones Deportivas y aunque hasta la fecha hemos recibido más o menos buenas palabras, sin actuaciones que nos permitan desarrollar las competencias delegadas, las palabras se quedan en papel mojado». Así de contundentes se muestran la gran mayoría de los presidentes de las Federaciones Deportivas de Castilla y León, que esta tarde han mantenido una reunión de urgencia, bajo el paraguas de AFEDECYL, ante el malestar generalizado por la lentitud del pago de las subvenciones de 2021 y la ausencia de convocatoria de las subvenciones de 2022.

Alguna federación incluso ha hablado de devolver las competencias delegadas a la Junta de Castilla y León «hasta que se solucione un problema, que no es nuevo y que se lleva arrastrando históricamente porque en Castilla y León el deporte importa cero».

«Necesitamos una mayor agilidad por parte de la Administración. Y no se trata de cobrar lo que resta de 2021, sino que es necesario que se pongan las bases para que no vuelva a pasar y ocurra como ahora que algunas federaciones van a tener que suspender la actividad por falta de liquidez provocada por la lentitud administrativa».

«No es lógico», explica el presidente de AFEDECYL, Gerardo García, «que el órgano gestor haya dado el visto bueno a nuestra justificación con las subsanaciones pertinentes y que ahora la intervención delegada nos requiera más documentos o que aspectos que valen para unos no valgan para otros».

En la última reunión mantenida con la Dirección General de Deporte, la Junta Directiva de AFEDECYL  expuso la necesidad de sacar la convocatoria del año 2022 cuanto antes, pero «han pasado ya dos meses y todo sigue igual. Está paralizado incluso en un tema como el desarrollo de La Ley de la Actividad Física y Deportiva en el que no se ha avanzado nada desde su publicación en julio de 2019», lamentan.

Presidentes y directivos de las  federaciones presentes en la reunión han coincidido en la paralización que existe y la falta de respuesta de la Administración y se ha puesto de manifiesto su crispación e indignación porque muchas federaciones se encuentran en una situación límite, nunca antes vivida. En algunos casos los presidentes están adelantando con dinero propio las nóminas y los desplazamientos de los deportistas a competiciones nacionales e internacionales. Alguna Federación incluso no sabe si a partir de agosto tendrá que rescindir algún contrato laboral.

«Estamos hartos de que el deporte importe cero, y no es de ahora. Es una pena pero  es la realidad del deporte de la región». «Hay que dar un giro al asunto y de una vez por todas tiene que tener el peso específico y la importancia que se merece». Son algunas de las manifestaciones que los presidentes de las Federaciones autonómicas han realizado.

Soluciones

En el transcurso de la videoconferencia las Federaciones han llegado a proponer que se suspendan, por primera vez en la historia, las competencias delegadas de no ofrecer una solución rápida, y consideran imperativo y urgente que la Junta de Castilla y León abone la parte retenida del año anterior y un adelanto de la de 2022.

Otra de las soluciones propuestas por parte de los presidentes federativos es que se establezca un método de trabajo sistemático año tras año, como ya se hace en otras Administraciones, como las locales,  donde las subvenciones salen siempre en la misma fecha y se resuelven en un tiempo determinado. La fecha más adecuada podría ser febrero y tras el plazo de presentación y estudio, en abril estaría resuelta. «Lo que no es lógico», comentan, «es que se nos plantemos en agosto sin convocatoria, ni orden, ni nada».

8 de julio

En definitiva, los presidentes de las federaciones quieren que el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Gonzalo Santonja y el Director General de Deporte, Enrique Sánchez-Guijo, conozca las reivindicaciones y ofrezca soluciones y facilidades para realizar un trabajo donde los deportistas que llevan el nombre de Castilla y León por todo el mundo sean los máximos beneficiados y poder seguir trabajando sin impedimentos, para conseguir un deporte fuerte en Castilla y León, que supone un porcentaje importante del PIB de la región, además de los valores asociados de esfuerzo y disciplina, y la importancia para la salud de los ciudadanos.

AFEDECYL expondrá este malestar en la reunión que mantendrá con el consejero el próximo 8 de julio, una reunión que pese a que consideran que llega tarde es necesaria para mantener unas relaciones fluidas con el deporte de Castilla y León.

Artículos Relacionados

Share This