Historia

AFEDECyL se creó el 3 de julio de 2012, a iniciativa de varios dirigentes deportivos de Castilla y León, preocupados por la falta de unión y coordinación entre las distintas federaciones deportivas a la hora de velar por intereses comunes.

Sus estatutos recogen los objetivos de esta asociación cuyos fines fundamentales son promover, difundir y defender el deporte federado como motor del desarrollo deportivo, en todos sus niveles, de la sociedad de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Además, AFEDECyL defiende la independencia del deporte federado y sus legítimos intereses; colabora con las administraciones públicas y en especial con la de la Comunidad Autónoma de Castilla y León; coordina y salvaguarda los intereses comunes de todas las federaciones deportivas de Castilla y León, miembros de AFEDECyL, fomenta iniciativas de apoyo, asesoramiento y asistencia recíproca y vela por la difusión de los principios y valores intrínsecos al deporte.

La formación de los dirigentes, gestores y técnicos deportivos es otra de las preocupaciones de AFEDECyL con el objetivo de conseguir federaciones autosuficientes, eficaces y bien gestionadas, que cada vez dependan menos de los vaivenes políticos.

Veinticinco presidentes de otras tantas federaciones de Castilla y León firmaron el 3 de julio de 2012 los Estatutos y el Acta Fundacional de la Asociación como socios promotores, lo que da cuenta del interés que suscitó la creación de esta asociación nacida para unir a los presidentes, gestores, técnicos y deportistas de las distintas disciplinas deportivas.

2012 fue el comienzo de una unión que en otras regiones ya es centenaria, y que sin embargo no se había materializado hasta ese momento en Castilla y León.

Sin duda se trata de una unión histórica que ha tardado en llegar, pero no así los resultados de ese deseo de trabajar juntos en la misma dirección. En este corto espacio de tiempo ya ha conseguido superar muchos obstáculos y ha logrado varios de sus objetivos, como abaratar costes en muchos trámites, convertirse en una sola voz ante aquellas reivindicaciones conjuntas o servir de interlocutor ante las administraciones.

AFEDECyL ha nacido con la intención de crecer, madurar y velar por el cumplimiento de sus objetivos y fines, pero ya ha conseguido mucho más de lo esperado, una cercanía entre sus socios, que comparten preocupaciones, problemas y anhelos, pero también éxitos y alegrías. Y ese espíritu será sin duda el que consiga que siga haciendo historia muchos años más.

Share This